Lemonade

Limonada gratis

Search
  • Dra. Mirelsa Modestti

Mi angelito hermoso de la doble sonrisa

Updated: Aug 9, 2020

4 de agosto de 2020


El 29 de junio de 2019, fuimos bendecidos con la llegada de nuestro sexto nieto (ya vamos por el séptimo). Al igual que en todas las ocasiones anteriores, su llegada nos llenó de amor, alegría y toneladas de ternura. Lo que resultaba diferente de los otros nacimientos de nietos era que este nos había generado una gran ansiedad desde apenas las veinte semanas de su gestación. Un sonograma había revelado que traía el labio y el paladar hendidos y era la primera vez que alguno de mis hijos o nietos presentaba alguna condición que fuera a requerir cirugías y tratamientos complicados.


Inmediatamente, mi hija, mi yerno y yo comenzamos a estudiar la condición. Buscamos grupos de padres y abuelitos que estuvieran lidiando con la condición y sus complicaciones y averiguamos sobre todos los tratamientos, procedimientos, mamaderas, y todo lo que pudiera facilitar el cuidado del bebé por venir. En fin, nos hicimos expertos en la condición.


Entre las muchísimas historias y testimonios de otros padres y abuelos, habíamos leído que muchos extrañaban, luego de las cirugías, la «sonrisa leporina». Nos parecía raro que se extrañara una sonrisa que se considera «defectuosa». Sin embargo, la mañana de la cirugía, mi hija y su esposo andaban sacando todas las fotos y vídeos posibles de aquella hermosa doble sonrisa que estábamos a punto de perder para siempre.


Gracias a Dios, la cirugía fue un éxito y mi angelito hermoso de la doble sonrisa está a punto de mostrarnos cómo quedará su nueva carita. Aunque lo que vamos viendo es hermoso, es cierto que ya extrañamos su maravillosa doble sonrisa. Esta carta se la escribí mientras esperaba a que saliera de su cirugía:




3 de agosto de 2020

Mi angelito hermoso de la doble sonrisa:

Hoy, las manos de un ángel te regalarán tu sonrisa única y tu carita tomará otra forma. Podrás reír como los otros niños y tu vida será diferente a la que hubiera sido. Hoy, Papá y Mamá sonreirán también, aliviados de que mucho de lo que te ha tocado vivir, a tan temprana edad, queda atrás.


Cuando te mires al espejo, el «nene» al

que llamabas cuando te mirabas antes se verá diferente. Nosotros también te veremos diferente. Pero el maravilloso recuerdo de tu doble sonrisa quedará grabado en nuestra memoria, como la imagen más pura y más amada de tu llegada a nuestra vida.


Ríele siempre a la vida, mi sol, y recuerda que no has perdido la segunda sonrisa. Esa la llevarás siempre en tu corazoncito.


Te amo,

Abita


11 views0 comments

Recent Posts

See All